La Biblia en Español Simplificado

“Allí le llevaron un sordo y tartamudo, y le pidieron que pusiera su mano sobre él.  Jesús se lo llevó a un lado, aparte de la gente, le metió los dedos en los oídos y con saliva le tocó la lengua.  Luego, mirando al cielo, suspiró y dijo al hombre: «¡Efatá!» (Es decir: «¡Ábrete!»)”. MARCOS 7:32-34 (DHH)

Objetivo Principal

Realizar la traducción, adecuación y posterior difusión del Nuevo y Antiguo Testamento en un español fácil de entender que promueva la lectura y motive la interacción con la Biblia en la población hispanohablante con dificultad en el aprendizaje, dislexia, analfabetismo y/o problemas de audición.

Problema

Los problemas asociados a la lectura y compresión de lectura en América Latina son altos, hoy en día el 9% de la población de más de 15 años se encuentra en situación de analfabetismo según un estudio de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe – CEPAL (Martinez & Fernandez, 2010); sin embargo, si se tiene en cuenta el analfabetismo funcional (falta de habilidades y competencias requeridas por las personas para funcionar en las distintas situaciones de la vida) la cifra aumenta considerablemente.

La situación más drástica de analfabetismo tiene lugar en Haití donde más del 50% de la población total es analfabeta, en México la cifra ronda los 5,4 millones de personas (equivalente al 7,2% de la población total), en Colombia cerca de 2.7 millones de personas (equivalente al 5,8% de la población total) en Guatemala y El Salvador el 23,2% y 11,8% respectivamente, según estadísticas del año 2015 de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la ciencia y la cultura – UNESCO (UNESCO, 2017).

En cuanto a la población sorda, cuya población se ve afectada por la lectura tradicional, se ha demostrado que su nivel lectura no sobrepasa el nivel de cuarto grado de primaria al no tener los medios y herramientas inclusivas que le permitan leer y comprender un texto con los sonidos y entonaciones propias de una lectura especial para una persona sorda (Figueroa & Lissi , 2005).

Se ha evidenciado que cuando el sordo lee el texto pierde las referencias de los sujetos y la conexión de los conceptos, ya que estos textos contienen clausulas relativas o subordinadas donde el uso de signos de puntuación como comas, puntos y comas resultan difíciles de leer para un sordo. El texto bíblico tradicional mantiene su sentido con las anteriores reglas gramaticales por lo tanto es de difícil comprensión para el sordo que no alcanza a leer, comprender o analizar cada frase o palabra (Figueroa & Lissi , 2005).

Se estima que en el país existen cerca de 455.718 (según cifras DANE) sordos entre hombre y mujeres y que el 80% de personas sordas viven en estratos 1 y 2, el 45% no reside en vivienda propia y el 83 no se beneficia de programas sociales y el 77% de la población total, aunque no tiene personas a cargo, en su mayoría tampoco viven de manera autónoma o independiente (Instituto Nacional para Sordos , 2016).

Otra problemática relacionada con la lectoescritura y las áreas relacionadas con el aprendizaje es la dislexia, la cual es una condición cerebral que dificulta la lectura, la ortografía, la escritura, y algunas veces el habla.  Esta problemática es padecida por entre un 5% y 15% del total de la población mundial; sin embargo, esto varía según el idioma ya que algunos son más transparentes que otros para la decodificación, por ejemplo, en el español las personas llegan a decodificar el idioma, pero les lleva más tiempo la comprensión y la ortografía a diferencia de otros idiomas donde los alfabetos tienen diferentes acentos, letras y caligrafías (Cabellero, 2009).

Por su parte, especialistas informan que de los 4 a los 8 años es la edad promedio en la que se suele despertar este trastorno, dado que se trata de la etapa en la que los niños se sumergen en el proceso de aprendizaje. Aunque, no es exclusivo de niños de esta edad y se puede presentar en edades posteriores. Como consecuencia de este trastorno las personas que lo padecen suelen experimentar episodios de baja autoestima, estrés, ansiedad y pérdida de motivación en relación con las actividades escolares e incluso en algunos casos depresión (Shutterstock, 2014).

Por otro lado, existen estudios que demuestran una correlación positiva entre el aprendizaje de la lectura y escritura con la conciencia metalingüística, lo que indica que promover la lectura con métodos especializados a través de la producción de nuevos textos de lectura fácil resulta ser opción favorable para disminuir las dificultades en el aprendizaje y brechas del conocimiento (de Barahona, 2009).

Por su parte, según CEPAL, el objetivo de América Latina no es solo enseñar a leer y escribir a las personas sino asegurar las condiciones para que su comprensión sea alta (Martinez & Fernandez, 2010).

Solución

La visión de la Sociedad Bíblica es llevar la Biblia a todos, por esto ha planteado este proyecto enfocado en la problemática y población antes presentados. La propuesta es realizar la traducción y difusión del Nuevo (durante un periodo de 3 años) y antiguo (durante un periodo de 5 años) Testamento  a un español que facilite su compresión. Es una traducción que comunica todo el mensaje del texto Bíblico original, usando un vocabulario limitado y oraciones cortas.

Afirmación de Filadelfia

Nuestras audiencias clave estarán en el centro de nuestra toma de decisiones al definir las prioridades locales. Nos aseguraremos de que las audiencias a las que servimos están representadas en la planificación de los programas. Como Fraternidad mundial desarrollaremos y dotaremos de recursos a programas mundiales de interacción con las Escrituras para personas con necesidades especiales para profundizar su interacción con la Palabra de Dios, incluida la comunidad de sordos, los discapacitados visuales y los analfabetos.

¿Qué hemos hecho?

Desde el año 2010, la Sociedad Bíblica Colombiana ha destinado esfuerzos para la edición de textos Bíblicos llevándolos a un español de fácil compresión. Como resultado de esta labor, se tradujeron y distribuyeron los libros de Juan, Marcos, y Santiago con un recibimiento grande entre la comunidad objetivo, que en este primer acercamiento fueron las personas con dificultad auditiva de Colombia. En el momento la SBC se encuentra en búsqueda de fondos económicos que permitan continuar con el proyecto y tener el N.T completo.

¿Cómo lo vamos a hacer?

Se seguirá con la metodología implementada por la Sociedad Bíblica Colombiana, según la cual el proyecto se divide en 5 fases:  1) Asignación y capacitación de un equipo de traductores y revisores expertos en este tema 2) Realización y revisión interna del primer borrador de la traducción del Nuevo Testamento a un español de fácil comprensión 3) Revisión interna con el equipo de expertos de la Sociedad Bíblica Colombiana para revisión de edición 4) socialización de los textos con grupos focales de la comunidad para realimentación y posterior ajuste 5) Publicación y distribución gratuita al interior de toda la comunidad que se desea impactar.

Acerca de la Sociedad Bíblica Colombiana

La Sociedad Bíblica Colombiana es una entidad sin ánimo de lucro, cristiana, interconfesional, de servicio a la Iglesia, cuya misión es la difusión de la Palabra de Dios, motivando a la interacción con el Evangelio de Jesucristo. En los últimos 43 años hemos llevado la Palabra de Dios a más de 921 municipios en Colombia.

En la Sociedad Bíblica Colombiana (SBC) creemos que la Biblia es para todos, por lo cual trabajamos para que llegue el día en el que cada colombiano pueda tener acceso a la Palabra de Dios en su lengua y medio de elección.

La razón de nuestro existir es servir a la iglesia en Colombia, con la Biblia y con recursos bíblicos, para que en conjunto compartamos el evangelio.

Presupuesto

Este proyecto tiene una duración de 8 años, 5 años para el Antiguo Testamento y 3 años para el Nuevo Testamento , con un costo de 85.000 USD anuales.