LA BIBLIA

Buscador


Conoce nuestras versiones de la Biblia

Reina Valera 1960Reina Valera ContemporaneaTraducción Lenguaje ActualDios Habla Hoy

Es una traducción clásica. Su uso es muy adecuado para el culto y para su lectura en ocasiones solemnes. También ayuda a los estudiantes de las lenguas originales a encontrar los términos correspondientes a cada palabra.

Después de un trabajo que duró largos años, Casiodoro de Reina publicó su traducción en 1569, a la que se le llama “La Biblia del Oso” por la figura del oso junto a un panal que adorna la portada y era el logotipo del impresor.

Cipriano de Valera, otro monje de Jerónimo, fue quién hizo la primera versión completa de esta traducción, que culminó en 1602. Esta revisión paso a ser llamada traducción de Valera, un caso típico en que el revisor tiene más fama que el traductor. Posteriormente esta traducción fue difundida como Reina-Valera, y con ese nombre se le conoce hasta hoy.

La versión clásica en 1960 es hoy en día la traducción preferida por los cristianos de habla hispana.

Sigue el estilo clásico, pero con un lenguaje y construcciones lingüísticas más adecuadas al español hablado en el inicio del siglo XXI. Es la preferida para el uso en la iglesia, por mantener un estilo clásico, aunque con un lenguaje más actual.

Las lenguas son algo vivo, que se modifica a lo largo del tiempo. La traducción clásica de Reina-Valera ha pasado por una revisión de las expresiones que comienzan a caer en desuso. Un ejemplo típico de esto es la sustitución de “vosotros” por “ustedes”. Al mismo tiempo, los grandes hallazgos arqueológicos y lingüísticos del siglo pasado han sido incorporados a esta traducción.

Lanzada en 2009, esta traducción es preferida para el uso en la iglesia y por aquellos a quienes les gusta el estilo clásico actualizado.

Es una traducción para nuevos lectores de la Biblia: niños, jóvenes, adultos que no hayan desarrollado el hábito de la lectura o que hayan sido alfabetizados tardíamente. Por su estructura lingüística simplificada y el menor uso de vocablos, es la traducción preferida de los que tienen dificultades para entender las otras traducciones.

En su deseo de hacer llegar la Palabra de Dios de una manera más comprensible a más gente, las Sociedades Bíblicas Unidas emprendieron un nuevo proyecto que originalmente se llamó Biblia en Lenguaje Sencillo (2000). Este proyecto se dirigía, principalmente a los sectores más sencillos de la población latinoamericana.

Se hizó una nueva traducción teniendo en cuenta un vocabulario más reducido que las anteriores versiones y más fácil de comprender. Al mismo tiempo se simplificaron estructuras sintácticas y se hicieron oraciones más breves, de modo que fuera una lectura más fácil.

Es una traducción mucho más adecuada para la evangelización. Se recomienda especialmente para un uso dirigido a personas no habituadas a leer la Biblia, pues el lenguaje facilita la comprensión del texto en la iglesia. Es ideal para usar en clases de discipulado y estudios bíblicos en grupo.

En el ámbito de las Sociedades Bíblicas Unidas, en lengua española, la primera versión que se hizo siguiendo una traducción de equivalencia dinámica fue un nuevo testamento, que se llamó originalmente Dios llega al Hombre, y fue publicado en 1966. También fue conocido como “Versión popular”.

El trabajo siguió adelante y en 1979 se finalizó la traducción del antiguo testamento y se publicó la Biblia Dios Habla Hoy. La traducción de esta biblia fue un proyecto interconfesional, pues participaron expertos tanto de iglesias evangélicas como de la iglesia católica y en diversas ocasiones fue promovida por el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM).

Comparación de un versículo en nuestras versiones